Una gran parte del aprendizaje se realiza a través de la visión. Leer, escribir, ortografía, y en muchas escuelas, el trabajo con el ordenador, son algunas de las muchas tareas a las que se enfrentan l@s alumn@s durante todo el día, día tras día. Todas esas tareas requieren que el niño sea capaz de recibir y comprender de forma rápida y eficaz la información visual que está con frecuencia a una distancia corta de los ojos. Sin embargo, las habilidades visuales de muchos estudiantes no están al nivel de la demanda que requiere este tipo de situaciones de aprendizaje en clase.

Una visión o agudeza visual del 100% no es suficiente para las tareas de cerca que se realizan en el colegio. L@s niñ@s deben tener también otras habilidades para aprender y entender lo que leen, entre ellas el ser capaces de enfocar, de hacer rastreos visuales o tener una buena coordinación de los dos ojos. Si estas habilidades no se han desarrollado, o se han desarrollado pero no adecuadamente, el aprendizaje será difícil y estresante. En estos casos l@s niñ@s  pueden reaccionar en general de algunas de estas maneras:

  • Evitan las tareas de cerca completamente o la mayor parte del tiempo
  • Intentar hacer las tareas, pero no llegan a comprenderlas suficientemente
  • Con frecuencia tienen molestias, fatiga y un corto periodo de atención
  • Se adaptan haciéndose miopes, o suprimiendo la visión de un ojo.

La reacción frente al estrés visual puede producir molestias, fatiga, cambios de comportamiento, alteraciones de la visión y un rendimiento académico bajo. Estos signos con frecuencia indican un problema de aprendizaje relacionado con la visión.

Los optometristas comportamentales o neuroptometristas pueden ayudar a solucionar el estrés visual prescribiendo “lentes que eliminan el estrés visual”. Esto hace más fácil al niño o al adulto el trabajo en visión de cerca. Otro tratamiento fundamental es la terapia visual. Esta terapia es prescrita por un optometrista y consiste en una secuencia de actividades en las cuales el niño entrena sus habilidades visuales para poder obtener, comprender y emplear información visual de forma eficiente.

20170123_111253

Much@s niñ@s con problemas de aprendizaje relacionados con la visión tienen una agudeza visual del 100 % en lejos, pero tienen grandes dificultades para realizar las tareas a distancias cortas. La mayoría de las pruebas visuales que se realizan en las escuelas sólo miden la nitidez de la visión en lejos, por lo que no se detectan muchos problemas visuales que afectan al aprendizaje.

Si su hij@ presenta alguno de estos síntomas de manera continuada, es hora de que su visión sea evaluada por un optometrista del desarrollo:

  • Se acerca demasiado al libro (a una distancia menor a 20 cm)
  • Cuando lee o escribe tuerce la cabeza en un ángulo excesivo respecto al libro
  • El niño se cubre un ojo cuando lee
  • El niño tuerce un ojo cuando realiza trabajos en cerca
  • Tiene siempre mala postura cuando trabaja en cerca
  • Mueve la cabeza cuando lee en vez de mover sólo los ojos
  • Cuando realiza tareas en cerca (distancia menor a la longitud del brazo) tiene un periodo de atención corto, y cuando trabaja a esa distancia un tiempo prolongado aparece somnolencia
  • Tarda más de lo normal en realizar los deberes que requieren lectura
  • El niño se queja de visión borrosa o doble cuando lee o escribe
  • El niño se queja de visión borrosa o doble sólo cuando realiza un trabajo prolongado
  • Se pierde cuando cambia la mirada del libro a la pizarra o cuando copia del libro al cuaderno
  • No sujeta el lápiz correctamente cuando escribe
  • Necesita usar el dedo o un marcador para no perderse en la lectura
  • Escribe de forma oblicua torciéndose hacia arriba o hacia abajo. Su escritura o el espaciado entre palabras es irregular
  • Invierte letras (b por d) o palabras (al por la)
  • Con frecuencia omite palabras “pequeñas”
  • Relee o salta palabras o lineas
  • No reconoce la misma palabra en la siguiente frase
  • No alinea correctamente los dígitos en columnas de números
  • Tiene dolores de cabeza después de leer o realizar tareas en cerca
  • Tiene picor o escozor de ojos después de realizar tareas de cerca
  • Parpadea excesivamente cuando hace trabajo en cerca y no en otros momentos
  • Se frota los ojos durante o después de periodos de lectura cortos
  • Su comprensión disminuye conforme continúa leyendo
  • Tiene dificultades para visualizar (no puede describir lo que está leyendo

Eliminar los problemas visuales que producen estos síntomas puede repercutir rápidamente en la mejoría del rendimiento escolar del niñ@.

No todos los optometristas son especialistas en neuroptometría, que incluye la optometría funcional y del desarrollo. Si usted quiere ser examinado por uno de estos especialistas, asegúrese que obtiene una respuesta afirmativa a todas estas preguntas antes de pedir cita:

  • ¿Realiza una serie completa de pruebas de visión de cerca?
  • ¿Realiza pruebas de percepción visual?
  • ¿Realiza en su consulta todo tipo de tratamientos visuales, incluyendo la terapia visual, o refiere a un compañero si es necesario?
  • ¿Me seguirá haciendo revisiones durante el año de forma periódica para ver mi progreso?
Texto sacado del folleto divulgativo de OPTOMETRIC EXTENSION PROGRAM